27 dic. 2012

Y me perdí la infancia ( José María Lopera)


Y me perdí la infancia,
porque con siete años era un hombre;
un hombre de la guerra y de la muerte,

del proyectil que silba
y la bomba que estalla por sorpresa.

Y me perdí la infancia porque fui
hambre de pan y espíritu en tormento,
inocencia de paz inexistente,
ternura de pavor en las entrañas;
esponja para el odio de los hombres.

Y me perdí la infancia porque vi
como la guerra destrozaba amigos
y su sangre infantil, luz hecha sombra,
quedaba en mi memoria para siempre
como olorosa flor que se marchita.

                                           Web del autor: José María Lopera

20 dic. 2012

Genealogía ( Manuel Martínez- Carrasco)

Tengo un álbum de muertes en mi casa.
Un catálogo
de ausencias dignas y otras no tan buenas
todas ellas
impregnando mis genes inmortales.

Mi pobre tío
murió goloso insatisfecho
sin llegar nunca a ser diabético.

Mi padre se murió en serio, del todo,
como lo hace la gente que vivimos
de Norte a Sur:
perfectamente enfermo.

Mi madre, en cambio, no hizo nada:
se fue más por no estar
que por marcharse.

Por eso me pregunto
al tiempo de apurar la última copa
cada noche
a qué palo quedarme
el día en que se cumpla
aquello de
me he muerto.

                         Blog del autor: Manuel: CON DOS DE HIELO

13 dic. 2012

Búsqueda ( María Sangüesa)

BÚSQUEDA


Me buscas descubriendo los rincones
donde habita mi sombra,
esta sombra enlazada a mis zapatos
que sigue cada paso de mi vida.
Miradas furtivas esconden
un temblor de risas- quizá lágrimas-
a partir del tumulto de la sala
o desde el borde de esa mesa
donde anidan las voces que no escucho.
Me buscas en la gente,
rostro anónimo entre caras que no veo,
bambalinas y luces cegadoras,
distancia que levanto con sonrisas
y silencios que hablan por sí mismos.
Me buscas donde no debes buscarme,
en medio de los otros,
allá donde las almas se diluyen…
Busca dentro de ti. Y, si me encuentras,
sabrás como decirme lo que callas.

María Sangüesa

29 nov. 2012

Colmena ( Marina Tapia)

Mi familia es un bloque
de cajones pequeños
que no pueden tocarse.
Y vuelan sobre hilos paralelos
y nunca formarán una madeja.

Yo sólo tengo brazos que los buscan,
ensayos de mezclar: rencor con amuleto,
con playa, sueño, vino y apatía;
mezclar el blanco polen que contienen.

Y vivo,
vivo y muero en la distancia
de cada fondo largo hasta mis ojos
y lloro porque son la lumbre
rota.

En este ir y venir de negaciones
de fallidos intentos por juntar sus latidos
se me seca la savia,
la sal que -aquí en mi boca-
les nombra y apacienta.

No valgo de alquimista,
no tengo ese poder de curandera.
Es así lo que viene.
Así, así, así,
y a ratos diferente en mi cabeza.

Debo por fin librarme de las ceras
que dibujaban: árbol, casa, cielo
en un solo paisaje.
                                       Blog de la autora: Marina Tapia Pérez

24 nov. 2012

El gozo del tacto ( Dámaso Alonso)









Estoy vivo y toco
Toco, toco, toco.
Y no, no estoy loco.

Hombre, toca, toca
lo que te provoca:
seno, pluma, roca,

pues mañana es cierto
que ya estarás muerto,
tieso, hinchado, yerto.

Toca, toca, toca,
¡qué alegría loca!
Toca. Toca. Toca.

22 nov. 2012

Poemas de ayer: Es posible ( María Socorro Luis)

                         * a Pablo,  in memoriam

Es posible
que nunca te hayas ido.

Puede ser que te escondas
de la luz  del día
 - tal vez, alguien te ha visto
deambular por el puerto
cuando la noche.
Cuando sólo hay farolas
alumbrando -

Puede que seas tú
quien abre mi ventana
para que desde dentro,
pueda ver tu lucero
y el reflejo fugaz de las tormentas.

Quien elige
ese jazztango de Piazzolla
o ese blues nostálgico
cada noche,
antes de que me duerma.

Es posible
que nunca te hayas ido.

Puede que seas tú
quien me da cuerda al corazón
que late incontrolable y a destiempo.


Quien me planta sonrisas en la vida,
quien me pinta de azules los otoños.
Quien cuelga de mi frente esos recuerdos.

Tal vez estés aquí, conmigo
y que yo ni me entere...

Tan despistada soy.



                                     Blog de la autora:  Socopoemas

15 nov. 2012

El náufrago (Ían Welden)


Desde mi viejísimo sofá azul
te envío botellas verdes con mensajes de amor
aviones de papel rosado
y volantines del dieciocho de septiembre.

Todo lo que tengo a mano te lo envío.

Mis cigarrillos y cenicero,
mis anteojos,
mis libros
aún no leídos.
La fotografía de mi madre
tomada en el patio de mi casa
esa última navidad.

La rústica pipa de mi padre
labrada por él
una tarde de primavera
el día antes de que se fuera
para siempre.

Con la infantil esperanza
de  que vengas a rescatarme
esta noche tan solitaria.


                      

                                                    Blog del autor: Fugacidades

10 nov. 2012

Amiga ( Pedro Salinas)

Para cristal te quiero,
nítida y clara eres.
Para mirar al mundo,
a través de ti, puro,
de hollín o de belleza,
como lo invente el día.
Tu presencia aquí, sí,
delante de mí, siempre,
pero invisible siempre,
sin verte y verdadera.
Cristal. ¡ Espejo, nunca!

El comienzo de un blog

Todos los blogs nacen por un impulso, por una necesidad concreta.

Hace tiempo que le doy vueltas a la idea de dedicarle un espacio a mis poemas preferidos, a mis poetas imprescindibles.

Las razones son muchas: 

  • Porque se lo merecen.
  • Porque quiero agradecer, de alguna forma, lo que me he recibido.
  • Porque me encanta la idea de tenerlos reunidos compartiendo un mismo espacio.
  • Porque me resulta más cómodo releer los versos en un solo lugar, que desperdigados por los libros y por los rincones virtuales.
  • Porque me apetece compartir estos tesoros y extender a todas las almas posibles el bien que hacen sus letras...
  • Porque...

En fin. Que ha llegado la hora.

Espero que estos poemas os gusten tanto como me gustan a mí.
Si es así, visitad los espacios de los poetas si los tienen, seguidlos, difundid sus versos en las redes sociales...O marcad - simplemente- vuestra opinión tras el poema.

Mil gracias.