27 dic. 2015

Despedida ( Lucía Conde)


Y llegó.

Y llenó mi vida con su sonrisa.

Trepó la enredadera de mi pelo
y alcanzó mi cerebro,
hasta que fuimos un Todo
bailando la melodía del Universo.

No había nadie más en este mundo
que pudiera hacer sombra a nuestra Luna,
ni nada que ejerciera de cañón
en medio del océano de Paz...

Y, mientras yo sonreía
dibujando los instantes de su voz
latiéndome en el pecho,

mientras yo aún creía en esa eternidad a su lado
colmada de silencios compartidos,
de cumbres de deseo inolvidables...

SE MARCHÓ.

Y me crujieron todos los relojes
y nada fue ya nunca como antes;
me arranqué pelo a pelo mi melena
y puse mil barrotes a mis ojos.

Mi corona de espinas me protege.
Nunca seré la misma; ya no quiero.