7 ago. 2016

Fragancias ( Joaquín Galán)

 
A veces dudo si besé tus labios

y sé que los besé porque aún conservo

ese dulzor de eterna madrugada

entre estos labios míos ya desiertos.


A veces dudo si abracé tu cuerpo

y sé que lo abracé porque aún siento

que se abrasa mi piel cuando a la tarde

salgo a gritar tu nombre contra el viento.


Te amé, sé que te amé, aunque no pueda

decírtelo a la cara noblemente:

dejé que te marcharas, corza herida,

y tu adiós me dejó herido de muerte.


En noches como esta, cuando el aire

me regala fragancias ya olvidadas,

regresa a mi memoria aquel perfume

que exhalaba tu piel cuando me amabas.